Una breve historia de los chatbots

chatbot

Durante mucho tiempo, los investigadores han estado fascinados con la idea de poder hablar con las computadoras y recibir respuestas rápidas. Incluso antes de que se acuñara el término “chatbot”, comenzaron a trabajar en máquinas en la década de 1950 que interactúan con los humanos a través del lenguaje natural. Muchos avances algorítmicos ocurrieron más tarde en las décadas de 1980 y 1990.

Pero los clientes se han vuelto más conscientes de las posibilidades de los chatbots recién en 2011 con el lanzamiento de Siri de Apple. Aunque sus capacidades eran limitadas en ese momento, la funcionalidad mejoró rápidamente en los años siguientes, lo que se puede atribuir a la nueva competencia en el mercado global actual de chatbots, liderada por jugadores importantes como Google Assistant, Siri de Apple, Cortana de Microsoft y Alexa de Amazon.

Los informes sugieren que hay más de 300 000 chatbots diferentes solo en Facebook. Casi el 45% de los usuarios finales de hoy prefieren los chatbots como el principal medio de comunicación para consultas de servicio al cliente. Alrededor de 1400 millones de personas en el mundo usan aplicaciones de mensajería y están dispuestas a hablar con chatbots.

Las estimaciones sugieren que el uso de chatbots resultará en un ahorro de costos de más de $8 mil millones anuales para 2022, frente a los $20 millones en 2017. Según Google, los chatbots tendrán una capacidad lingüística cercana al nivel humano para 2029. Esta publicación presentará una Breve historia de los chatbots desde la década de 1950 hasta la actualidad.

1950

El artículo de Alan Turing de 1950 “Maquinaria informática e inteligencia” se considera el primer hito en la historia del chatbot. El documento discutió algunos de los conceptos fundamentales en los chatbots, incluida la Prueba de Turing, un método para determinar si una máquina posee inteligencia similar a la humana o no.

La prueba de Turing consiste en un sujeto de prueba humano, que interactúa con dos partes a través de mensajes de texto. Uno es otro humano, y el otro es una máquina. El sujeto de prueba no sabe por adelantado qué parte es una máquina y cuál es un ser humano. Pero el sujeto sabe que sólo una de las dos partes es una máquina.

Interactúa con las dos partes a través de mensajes de texto y su trabajo es identificar la máquina, utilizando cualquier variación de mensajes. Si no logra decir cuál de las dos partes es una máquina, la máquina pasa la prueba de Turing. Aunque Alan Turing no inventó el chatbot, sus pensamientos siguen siendo fundamentales para muchas discusiones sobre inteligencia artificial. El Test de Turing fue una motivación para los siguientes desarrollos. Incluso hoy en día, los nuevos sistemas todavía tienen que pasar la prueba.

1966

Catorce años después de la introducción de la prueba de Turing, Joseph Weizenbaum comenzó a trabajar en un programa que pasaría la prueba de Turing. Comenzó a trabajar en el Laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT en 1964 y lanzó el primer chatbot ELIZA conocido en 1966. ELIZA era un agente basado en mensajes de texto, que trabajaba en la metodología de sustitución y comparación de patrones.

Escrito en un lenguaje de programación llamado MAD-Slip, creado por el propio Joseph Weizenbaum, ELIZA se ejecutó en la computadora IBM 704. La implementación más famosa de ELIZA fue DOCTOR, que simulaba a un psicoterapeuta rogeriano. La mayoría de las respuestas que dio fueron preguntas para obtener más detalles sobre la información que el cliente mencionó anteriormente. Después del exitoso experimento, Joseph publicó el libro “El poder de la computadora y la razón humana: del juicio al cálculo” en 1976.

En el libro, admitió que no se dio cuenta de que “una exposición extremadamente corta a un programa de computadora relativamente simple podría inducir pensamientos delirantes poderosos en personas bastante normales”. Esta idea acuñó el término “Efecto Eliza”, que describe que las personas asumen rápidamente que las computadoras se comportan como humanos. Este término todavía se usa hoy en día.

1972

El psiquiatra Kenneth Colby desarrolló otro programa popular llamado PARRY en 1972. Fue un intento de simular un ser humano con esquizofrenia paranoide. La demostración más famosa de PARRY fue en la Conferencia Internacional sobre Comunicaciones Informáticas (ICCC) de 1972, donde PARRY y ELIZA conversaron entre ellos. Posteriormente, PARRY también superó una versión del Test de Turing.

1981

En 1981, el programador británico Rollo Carpenter creó un chatterbot Jabberwacky. El chatterbot tenía como objetivo simular el chat humano natural de una manera interesante, entretenida y humorística. Fue diseñado principalmente para imitar la interacción humana y llevar a cabo conversaciones con los usuarios. No fue diseñado para llevar a cabo ninguna otra función. La intención de crear este bot era que el programa pasara de un sistema basado en texto a un módulo completamente operado por voz que pudiera aprender directamente del sonido y otras entradas sensoriales.

Su creador creía que Jabberwacky podía incorporarse a dispositivos en los hogares, como robots o mascotas que hablan, entreteniendo y haciendo compañía a las personas. La versión de Internet del bot se lanzó en 1997. La versión evolucionada de Jabberwacky se lanzó en 2008 con el nombre “Cleverbot”. Se unió a Twitter en mayo de 2011 y tiene 23815 seguidores.

1991

En 1991, Creative Labs lanzó Dr. Sbaitso, un chatbot similar a ELIZA para una tarjeta de sonido, uno de los primeros chatbots para computadoras personales basadas en MS-DOS. Se trataba de un programa de síntesis de voz de inteligencia artificial, que “conversaba” con el usuario como si fuera un psicólogo. La mayoría de las respuestas fueron del tipo: “¿Por qué te sientes así?” en lugar de cualquier interacción complicada. Cuando se enfrentaba a una frase que no podía entender, a menudo respondía con algo como “Ese no es mi problema”.

1995

En 1995, Richard Wallace introdujo otro chatbot con el nombre ALICE. Se hizo famoso por su comportamiento realista, basado en patrones heurísticos en lugar de reglas estáticas. ALICE era un chatbot de procesamiento de lenguaje natural que entablaba una conversación con un humano aplicando reglas heurísticas de coincidencia de patrones a la entrada del humano.

2001

En 2001, ActiveBuddy Inc. presentó un chatbot SmarterChild, que fue una creación de Robert Hoffer, Timothy Kay y Peter Levitan. La idea era agregar la funcionalidad de comprensión del lenguaje natural a las cada vez más populares plataformas de mensajería instantánea y SMS. SmarterChild estaba destinado a conversaciones divertidas y personalizadas que la empresa planeaba convertir en productos personalizados y específicos de nicho. ActiveBuddy cambió su nombre a Colloquis y prosperó vendiendo una oferta superior de SAS de servicio al cliente automatizado a grandes empresas. Microsoft adquirió Colloquis en 2007 por $ 46 millones y procedió a desmantelar SmarterChild y descontinuar el negocio de Agente de servicio automatizado.

2011

En 2011, Apple lanzó el popular asistente virtual Siri, que utiliza una interfaz de usuario de lenguaje natural y consultas de voz para responder preguntas, hacer recomendaciones y realizar acciones al delegar solicitudes a un conjunto de servicios de Internet. Con usos continuos, el software se adapta a los usos, búsquedas y preferencias de idioma de los usuarios.

Siri es un derivado de un proyecto desarrollado por el Centro Internacional de Inteligencia Artificial SRI con un motor avanzado de aprendizaje automático y reconocimiento de voz, proporcionado por Nuance Communications. Sus actores de doblaje originales estadounidenses, australianos y británicos grabaron sus respectivas voces en 2005, sin saber que estaban grabando para Siri. El asistente de voz se lanzó como aplicación para iOS en febrero de 2010. Dos meses después, Apple lo adquirió. Siri se integró más tarde en el iPhone 4S en su lanzamiento en octubre de 2011.

En el mismo año, IBM lanzó Watson como un sistema informático de respuesta a preguntas (QA), creado para aplicar procesamiento avanzado de lenguaje natural, aprendizaje automático, recuperación de información, representación de conocimiento y razonamiento automatizado, para abrir respuestas de preguntas de dominio. Lleva el nombre del fundador y primer director ejecutivo de IBM, el industrial Thomas J. Watson. En febrero de 2013, IBM anunció que la primera aplicación comercial de Watson sería para la gestión de decisiones en el tratamiento del cáncer de pulmón en el Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering, en la ciudad de Nueva York, junto con WellPoint (ahora Anthem).

2012

En 2012, Google introdujo el chatbot/asistente virtual “Google Now”. Por primera vez, se incluyó en la versión de Android 4.1 en el teléfono inteligente Galaxy Nexus. El servicio estuvo disponible para iOS en 2013, sin la mayoría de sus funciones. En 2014, Google agregó tarjetas Now al centro de notificaciones en Chrome OS y en el navegador Chrome. Más tarde, sin embargo, eliminaron el centro de notificaciones por completo de Chrome. En 2016, se presentó la versión evolucionada de Google Now con el nombre de Asistente de Google.

2014

En 2014, Amazon presentó su asistente virtual Alexa, capaz de interactuar con la voz, reproducir música, configurar alarmas, hacer listas de tareas pendientes, transmitir podcasts, reproducir audiolibros y brindar noticias sobre el clima, el tráfico, los deportes y en tiempo real. Alexa también puede controlar dispositivos inteligentes, utilizándose a sí mismo como un sistema de automatización del hogar. Los usuarios también pueden ampliar las capacidades de Alexa mediante la instalación de “habilidades”, es decir, funcionalidades adicionales desarrolladas por proveedores externos.

En el mismo año, Microsoft presentó a su asistente virtual Cortana, que lleva el nombre de un personaje de inteligencia sintética en la franquicia de videojuegos Halo de Microsoft. La actriz de voz del personaje, Jen Taylor, volvió a expresar la versión específica de EE. UU. Del asistente personal. Cortana puede configurar recordatorios, reconocer voces naturales sin necesidad de entrada de teclado y responder preguntas usando información y resultados web del motor de búsqueda Bing.

2016

En 2016, Google presentó otro asistente virtual, Allo, una aplicación móvil de mensajería instantánea basada en números de teléfono. Su “Respuesta inteligente” utiliza el aprendizaje automático de Google para sugerir algunas respuestas apropiadas al último mensaje. También analiza imágenes para sugerir respuestas adecuadas. Similar a Smart Reply en la bandeja de entrada de Google, aprende del comportamiento del usuario y mejora sus sugerencias con el tiempo.

En 2016, Microsoft lanzó otro chatbot con el nombre “Tay” por el acrónimo “Pensando en ti” a través de Twitter. El bot se cerró después de 16 horas de su lanzamiento cuando el bot publicó tweets incendiarios y ofensivos.

Leave a Comment