Oferta de trabajo: ¿demasiado buena para ser verdad?

Vota este post

¿Estás buscando un trabajo que sea más gratificante que el anterior? ¿Quieres progresar y tener una gran carrera profesional? ¡Esto es completamente legítimo! Varias ofertas de trabajo pueden adaptarse a lo que buscas. Pero antes de lanzarte a esta aventura, asegúrate de que el anuncio no sea fraudulento, sobre todo si te parece muy atractivo. ¿Cómo identificar una oferta de trabajo que es demasiado buena para ser verdad? Descubre nuestros consejos.

Las características de una oferta de trabajo fraudulenta

Ya sea que sea nuevo en el mercado laboral o tenga experiencia, no está a salvo de una estafa laboral. Hoy en día, los estafadores están aumentando su ingenio para defraudar y robar a sus víctimas…

Según un estudio reciente de ExpressVPN, uno de los principales signos de una oferta de trabajo cuestionable es la oferta de un salario muy alto por un trabajo “fácil”, con muy poca responsabilidad. En general, cuanto mayor sea el nivel de responsabilidad que tenga un profesional, más probabilidades tendrá de tener un salario más alto.

Entonces, si la oferta de trabajo incluye promesas escandalosas como “ganarás mucho dinero muy rápidamente”, no te dejes engañar. También tenga cuidado con las solicitudes rápidas de información personal. En realidad, no es habitual que los reclutadores soliciten una identificación o un número de seguro social para completar una entrevista.

Finalmente, una de las estafas más comunes a la hora de encontrar empleo es la compra de material formativo. Los estafadores le harán creer que necesita comprar libros u otros materiales para capacitarse para el trabajo que ofrecen. En ese momento, recopilarán tus datos bancarios y nunca verás el color de ningún contrato de trabajo…

Cualquiera que sea la oferta de trabajo que encuentre, siempre verifique un poco. En primer lugar, modere su entusiasmo si encuentra una oferta que le parezca perfecta. Incluso si este es el trabajo que ha estado buscando durante muchos años, los componentes de la descripción del puesto y las condiciones laborales descritas deberían alertarle si son desproporcionados con las prácticas del mercado.

Preste atención también a la forma de la oferta de trabajo. Un anuncio serio no estará plagado de errores ortográficos ni escrito en un francés deficiente. Si tienes la impresión de que la oferta de trabajo la ofrece una empresa conocida, comprueba que efectivamente se trata de su dirección y su logotipo actual.

Gracias a Internet, ahora es posible verificar que una empresa existe y saber cuánto tiempo lleva en funcionamiento. Así que investiga un poco para asegurarse de que la empresa esté inscrita en el registro mercantil.

Por último, cuando postules a una oferta de trabajo, no envíes ninguna información sensible (RIB, copia de la tarjeta bancaria, etc.). Si te piden dinero ya no hay dudas: efectivamente se trata de una estafa.

Como habrás comprendido, la regla a seguir a la hora de buscar trabajo es desconfiar de las ofertas demasiado buenas. Olvídate de las “empresas” que te prometen ganar varios miles de euros trabajando sólo unas horas al mes; lamentablemente estos trabajos no existen. Sin embargo, tenga esperanza: seguramente encontrará un puesto en el que prosperará y que no será una estafa.

    Comparte el artículo: