Los procedimientos robóticos quirúrgicos no probados crean riesgos para la salud

ECRI Institute, una organización independiente sin fines de lucro que protege a los pacientes de tecnologías y prácticas médicas inseguras e ineficaces, identificó los procedimientos robóticos quirúrgicos no probados como uno de los 10 principales peligros de la tecnología de la salud en su informe sobre los 10 principales peligros de la tecnología de la salud para 2020.

Producido por el Grupo de Dispositivos de Salud del Instituto ECRI cada año, el informe identifica las posibles fuentes de peligro que merecen una atención significativa por parte de los líderes de atención médica en el próximo año. Los peligros se seleccionan en función de una revisión exhaustiva de las pruebas de dispositivos médicos, las investigaciones de incidentes y las bases de datos de informes de incidentes públicos y privados de ECRI.

Todos los sistemas quirúrgicos robóticos se utilizan para ayudar a los cirujanos a realizar una gama completa, y en constante expansión, de procedimientos mínimamente invasivos. Si bien el uso de robots quirúrgicos puede ayudar a avanzar en la práctica clínica, dichas aplicaciones también pueden provocar lesiones o complicaciones inesperadas y la posibilidad de peores resultados a largo plazo; señaló el informe.

Con sus muñecas mecánicas, los robots quirúrgicos ofrecen beneficios al cirujano, como escalado de movimiento, destreza mejorada y reducción de temblores. Sin embargo, también tienen limitaciones. Por ejemplo, es posible que no proporcionen una respuesta táctil sobre las fuerzas ejercidas sobre el tejido y se produzcan eventos adversos. Según el informe, en algunos casos, las complicaciones de un procedimiento robótico no aparecen durante años. En particular, en un comunicado de seguridad de 2019, la FDA señaló los peligros de posibles complicaciones de desarrollo tardío, que están asociadas con el uso de robots quirúrgicos para algunas cirugías para el cáncer.

El informe sugiere que la atención médica necesita procesos sólidos para aprobar la aplicación de robots quirúrgicos en nuevos procedimientos y programas integrales para capacitar, acreditar y privilegiar a los cirujanos y al personal de quirófano para esos procedimientos. Por su parte, los posibles pacientes deben reconocer que los procedimientos robóticos no son inherentemente mejores o peores que los procedimientos mínimamente invasivos tradicionales. Es probable que las diversas opciones quirúrgicas disponibles tengan ventajas y desventajas en términos de riesgos y beneficios.

Esta lista también se enfoca en otros peligros genéricos que resultan de los riesgos debido al uso de ciertos tipos de tecnologías en el cuidado de la salud, aunque no discute los peligros relacionados con modelos o proveedores específicos.

La lista completa de peligros para 2020 incluye:

  • Mal uso de grapadora quirúrgica — el mal funcionamiento y el mal uso pueden provocar daños al paciente.
  • Ultrasonido en el punto de atención—la velocidad de adopción ha superado las políticas y prácticas que podrían evitar el mal uso o el diagnóstico erróneo.
  • Errores de procesamiento estéril en consultorios médicos/dentales—La falta de esterilización constante y eficaz de los artículos contaminados puede provocar infecciones en los pacientes.
  • Riesgo de catéter venoso central (CVC) en hemodiálisis domiciliaria—los riesgos asociados con los CVC pueden ser particularmente peligrosos en el hogar, donde los miembros de la familia pueden estar mal equipados para manejar los riesgos.
  • Procedimientos quirúrgicos robóticos no probados—los robots quirúrgicos se están utilizando para una gama cada vez mayor de métodos, a veces antes de que se hayan evaluado a fondo los riesgos.
  • Sobrecarga de alarmas, alertas y notificaciones—una gran cantidad de notificaciones puede abrumar a los médicos, creando la posibilidad de que no se aborde un evento importante.
  • Riesgos de seguridad de la atención médica en el hogar conectado—una interrupción en la transferencia de datos de seguimiento de pacientes por problemas de ciberseguridad puede conducir a un diagnóstico erróneo o a una atención retrasada.
  • Faltan datos de implantes y resonancias magnéticas—desconocer la información del implante de un paciente puede poner a los pacientes en peligro y retrasar las exploraciones de MRI.
  • Errores de tiempo de medicación en EHR—los medicamentos críticos pueden retrasarse si la orden generada a partir del EHR no coincide con el tiempo de administración de la dosis previsto por el prescriptor.
  • Tuercas y pernos sueltos en los dispositivos— la falta de mantenimiento de las tuercas y los pernos de los equipos médicos puede provocar accidentes catastróficos, dañando a pacientes, médicos o transeúntes.

El informe de los 10 principales peligros tecnológicos para la salud está disponible para los miembros del Instituto ECRI. Proporciona pasos detallados que las organizaciones pueden tomar de manera proactiva para prevenir incidentes adversos.

La misión del Instituto ECRI es mejorar la seguridad, la calidad y la rentabilidad de la atención en todos los entornos de atención médica. Cuenta con los únicos laboratorios de prueba de dispositivos médicos en América del Norte y Asia Pacífico, donde los ingenieros biomédicos realizan pruebas prácticas independientes de dispositivos para seguridad y usabilidad de factores humanos. El Instituto ECRI está designado como Centro de Práctica Basada en la Evidencia por la Agencia de los Estados Unidos para la Investigación y la Calidad de la Atención Médica. ECRI Institute PSO figura como una organización de seguridad del paciente certificada federalmente por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Leave a Comment