Francia se enfrenta a un cheque de 5.000 millones para compensar su retraso en la IA

Vota este post

Un comité especial acaba de completar su trabajo después de largos meses de esfuerzos para consultar las opiniones de los ciudadanos franceses sobre la IA. Al final de este proceso, el comité emitió 25 recomendaciones que presentó al presidente Macron. El objetivo era guiar al gobierno para que Francia se convierta en un actor importante en la revolución en curso en el campo de la IA generativa.

Aunque estas tecnologías aún están surgiendo, ya están comenzando a transformar ciertas partes de la economía. Pero los cambios que se avecinan en los ámbitos profesional, educativo, social, competitivo, de crecimiento, ético y energético serán de tal magnitud que la sociedad francesa ya debe prepararse activamente para estos cambios profundos. Para que Francia no se quede atrás en la carrera por la inteligencia artificial, el informe recomienda inversiones masivas por parte de las autoridades públicas. Según los expertos, es imperativo que el país moviliza al menos 5 mil millones de euros anualmente para 2030.

Un aumento del 1,3% en el crecimiento del PIB de Francia gracias a la IA

Aunque Francia no parte de cero gracias a un ecosistema de investigación y negocio ya bien establecido, así como a una estrategia nacional de IA iniciada en 2017, el informe destaca la urgencia de acelerar las inversiones y los despliegues. De hecho, advierte del riesgo de pérdida total de soberanía si el país no reacciona con la suficiente rapidez.

Entre las principales recomendaciones, el comité recomienda triplicar las inversiones actuales en inteligencia artificial generativa para lograr al menos 5 mil millones de euros al año hasta 2030 por parte de las autoridades públicas. Incluyendo el sector privado, el objetivo es movilizar 15 mil millones anualmente durante 5 años.

A falta de medidas contundentes, en particular para remediar las debilidades en los semiconductores y la potencia informática, una “rebaja histórica” económica y geopolítica amenaza al país. Por otro lado, si Francia supera los desafíos planteados, la IA podría permitirle ganancia adicional del 1,3% en el crecimiento del PIB para 2034impulsando su productividad y capacidad de innovación.

Para impulsar la financiación, además de las vías tradicionales como los fondos de ahorro y de inversión, el informe aboga por la creación de un 10 mil millones (3 públicos, 7 privados) dedicados a financiar nuevas empresas de IA. Así como la adaptación de proyectos de PYMES y IA en todos los sectores.

El acceso a los datos, un gran desafío difícil de afrontar para Francia

Para tener éxito en su cambio hacia la IA generativa, Francia debería insistir en la formación masiva de los talentos necesarios. Según los expertos, nada menos que Será necesario formar a 60.000 personas cada año con el fin de cubrir las necesidades de competencias para diseñar, desarrollar e integrar estas tecnologías en las empresas y administraciones.

Pero más allá de eso, toda la sociedad francesa tendrá que aculturarse rápidamente a la IA, subrayan los autores. El desafío será permitir que todos disfruten entender las oportunidades pero también las riesgos asociados a esta revolución tecnológica.

El acceso a los datos, esencial para impulsar los sistemas de IA, constituye otro desafío importante. Desde este punto de vista, Francia tiene ventajas importantes con sus numerosos datos de calidad resultantes de la política de datos abiertos y de su rico tejido empresarial. Sin embargo, para facilitar y acelerar su explotación, el comité recomiendareducir ciertos procedimientos y controles actualmente llevados a cabo por la CNIL.

    Comparte el artículo: