¿Dónde está ahora y cuál es el futuro?

ai-educación

Hace apenas unos años, las palabras ‘Inteligencia Artificial’ describían algo que parecía imposible. Hoy, la IA se ha abierto camino en muchos aspectos diferentes de nuestras vidas. Todo, desde el asistente inteligente en su teléfono inteligente hasta los automóviles autónomos, utiliza inteligencia artificial de una forma u otra. Incluso los programas de software como los editores de fotos en estos días funcionan con inteligencia artificial.

Un campo específico de la vida en el que la IA está comenzando a mostrar sus beneficios es la educación. Aunque la idea de la inteligencia artificial en la educación no parezca muy realista, puede tener mucho que ver con el futuro de la educación.

En algunas formas, la IA ya se ha convertido en parte de los académicos. Por ejemplo, si alguna vez ha utilizado un verificador de plagio para comprobar si hay plagio en un trabajo, le alegrará saber que la IA ahora se está convirtiendo en parte del proceso. Esto permitirá que estos verificadores, incluso los gratuitos, verifiquen su ensayo con mayor precisión y encuentren posibles problemas de los que de otra manera no se daría cuenta.

Tener IA en una herramienta de este tipo es solo uno de los muchos beneficios de la inteligencia artificial en la educación. Hay diferentes formas en que la IA ayuda a que el proceso de aprendizaje sea mucho más flexible que nunca. En el futuro, es probable que cause una transformación significativa de cómo abordamos la enseñanza y el aprendizaje en nuestras escuelas. Veamos cómo la automatización en la educación va más allá de revisar un ensayo a través de una herramienta en línea.

Aprendizaje personalizado

Es casi imposible que un maestro brinde una experiencia de aprendizaje personalizada a todos los estudiantes en una escuela tradicional. Algunos estudiantes aprenden más rápido que otros, mientras que otros pueden ser mejores en ciertas materias. Si un maestro comienza a enseñar a cada alumno de forma individual en función de su capacidad de aprender, tardará años más en graduarse.

Aquí es donde entra la inteligencia artificial en la educación. Con su ayuda, se están creando ciertas plataformas de aprendizaje que son de naturaleza adaptativa. Estas plataformas ayudan a los niños a aprender en función de sus habilidades individuales, estilos de aprendizaje y preferencias.

Ayuda Administrativa

Los estudiantes no son los únicos que están cosechando los beneficios de la inteligencia artificial. Los maestros también pueden usar la IA para ayudarlos con tareas administrativas, como clasificar materiales didácticos, ayudar con el papeleo e incluso brindar retroalimentación a los estudiantes. AI también puede ayudar a los maestros a calificar las pruebas de sus alumnos.

Para los administradores de instituciones educativas, la IA puede ayudar con diversas actividades, como administrar el presupuesto, adquirir materiales y procesar formularios de solicitud. El uso de la IA de esta manera puede cambiar el futuro de los institutos educativos al reducir sus costos y brindarles una comprensión muy clara de cómo se ejecutan las cosas.

Libros de texto y cursos personalizados

En un futuro cercano, AI reemplazará los libros de texto gruesos con guías de estudio personalizadas y en línea para satisfacer las necesidades de aprendizaje de los estudiantes. Los maestros no tendrán que pasar por montones de estudios para encontrar la información necesaria para enseñar a sus alumnos y podrán concentrarse solo en enseñar. La automatización en la educación también ayudará a los estudiantes a aprender mucho más eficientemente, ya que agilizará la información presentada en estos nuevos ‘libros de texto digitales’.

Otra forma en que la inteligencia artificial puede mejorar el proceso de enseñanza es ayudando a los profesores a desarrollar cursos de manera adaptativa. AI ayudará a un estudiante con cualquier problema que surja, en tiempo real, sin tener que depender de la ayuda del maestro. También brindará apoyo a los estudiantes y brindará comentarios valiosos a medida que avanzan en un curso a su propio ritmo. Además, los profesores siempre sabrán qué alumno se encuentra en qué etapa del curso y si alguien necesita ayuda con un problema complicado.

Educación sin fronteras

Hacer que el aprendizaje sea accesible para los estudiantes de todo el mundo es una de las cosas más esenciales en las que la inteligencia artificial puede ayudar. Por el momento, las clases en línea son posibles a través de diferentes servicios, pero la IA puede mejorar esos servicios y sistemas.

La educación no debe estar delimitada por fronteras, razón por la cual la automatización de la educación es tan crucial. No debería importar si un estudiante quiere estudiar en Israel o en Europa; deben tener acceso a la educación desde la comodidad de su hogar. Si bien ya existen las herramientas para hacer esto posible, la IA puede hacerlas mucho más útiles y flexibles en el futuro.

El futuro de la IA en el aprendizaje

Entonces, ¿qué le depara el futuro a la IA en la educación? Al ritmo que avanzan las cosas, es posible que la inteligencia artificial no reemplace a los maestros reales, pero de hecho se convertirá en una herramienta valiosa para su uso. Ayudará a los profesores a crear cursos y distribuirlos a los distintos estudiantes de forma flexible, en función de sus preferencias y habilidades. También ayudará a los institutos a funcionar mejor desde el punto de vista administrativo y logístico.

Leave a Comment